Siete postales de México para el Mundo

Por ANDRÉS TAPIA

Un hombre llamado Francisco Zea, teléfono móvil en mano, se videograba a sí mismo frente a un espejo. Zea trabaja para una empresa de medios de comunicación llamada Grupo Imagen. Es presentador en un programa de noticias y se dice periodista. Lo suyo es una rutina que realiza todos los días: mientras se prepara para ir al trabajo, graba un video de sí mismo mientras baila y ofrece un resumen con la información más relevante. El día anterior, en un sitio cercano a un pueblo llamado Bavispe perteneciente a un estado del norte de México, tres mujeres y seis niños fueron asesinados e incinerados por miembros de un cártel del narcotráfico que opera en esa zona. Zea no siente pudor alguno: tres mujeres y seis niños asesinados y él baila mientras habla no de una tragedia, sino de un acto brutal que retrata y define al país en el que vive. De fondo se escucha la canción “Sugar” del grupo estadounidense Maroon 5. Zea dice: “Mientras tanto, nosotros seguimos y tenemos que seguir con la actitud para construir un nuevo y mejor México todos los días”.

 

***

 

En ocasión del terremoto que ocurrió el 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México, un grupo de rescatistas procedentes de Japón, un país con mucha experiencia en ese tipo de tragedias, se apersonó en la Ciudad de México. Acudieron a ayudar, a tratar de extraer vida entre los escombros. En algún caso aislado lo lograron, pero mayormente rescataron cuerpos sin vida. De vuelta a su país, en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, fueron despedidos entre aplausos y vítores… no era para menos. Es sólo que, el mexicano idiota, los mexicanos idiotas, los acostumbrados a vivir cultural y eternamente entre la muerte y abrazando a la muerte, decidieron agradecerles de otro modo. Y ese otro modo, apenas serles entregados sus pases de abordar, fue entregarles una caja de pan. El asunto no tendría trascendencia excepto por el hecho de que el pan que les fue entregado, sólo se elabora durante los meses de octubre y noviembre pues forma parte de una tradición ancestral de México y está relacionado con la celebración del llamado Día de los Muertos. A los rescatistas japoneses que viajaron a la Ciudad de México a rescatar sobrevivientes de entre los escombros, a modo de agradecimiento les fue entregada una caja de “pan de muerto”. Una expresión local de México asegura: “El chiste se cuenta solo”.

 

***

 

Azucena Uresti, una periodista que en los últimos tiempos se ha convertido en una rockstar de los medios de comunicación de México, seguramente obligada por sus patrones publica en Twitter con una velocidad desmesurada e increíble todas las noticias relevantes del momento. El 30 de octubre pasado, tras filtrarse a las redes sociales la especie de que un avión de la línea Interjet que volaba de la ciudad de Guadalajara a la de México despedía un olor nauseabundo y transportaba cadáveres, Uresti se montó sin pudor en el hashtag #TerrorenInterjet que se convirtió en tendencia en México. Si la información era cierta, o no, da lo mismo: lo importante era acarrear agua al pozo. Y montarte en el hashtag de moda da retweets y seguidores. Uresti no tuvo pudor, al igual que el periódico Reforma de la Ciudad de México, para publicar una fotografía de algunos de los miembros de la familia LeBaron que fueron asesinados el pasado lunes en algún sitio entre la frontera de los estados de Sonora y Chihuahua, en el norte de México. Era una fotografía de cuando estaban vivos. Sí, los seis niños y las tres mujeres a las que se refirió Francisco Zea mientras bailaba frente a su espejo “Sugar” de Maroon 5.

 

***

 

Un hombre mayor y un joven aparecen postrados, con las manos atadas al frente, en algún sitio de la geografía de México. El mayor lleva una venda en los ojos; el menor en la boca. Otro hombre, que está de pie, le retira la venda de los ojos al mayor y empieza a interrogarlo mientras le golpea el cuerpo con un tronco arrancado de un árbol. Lo acusa de haber traicionado a la organización a la que pertenece y de haberle entregado información a un grupo rival. El hombre que golpea, al que no se le ve el rostro pues no puede exhibir su identidad a riesgo de ser identificado por sus enemigos (la cobardía es un rasgo distintivo de los mexicanos), ordena a otros hombres que preparen al muchacho. Con esto quiere decir que lo sitúen en una posicion tal que pueda observar lo que va a ocurrir a continuación. Y lo que ocurre a continuación es que decapitan con un cuchillo al hombre mayor. “¡Que abra los ojos!”, grita, “y si no los abre le partes su madre (en México “partir la madre” significa muchas cosas, pero en este caso significa matar)”. Aunque no se especifica, se infiere que el hombre que es decapitado es padre del hombre joven que contempla su ejecución, y por eso es obligado a mirarla. Su destino es mucho más obsceno y cruel: le será abierta la caja torácica y será desollado vivo. El video de esto se encuentra en un sitio de internet llamado El Blog Oficial del Narco, un invento de la modernidad mexicana que haría palidecer la novela Cien años de soledad de Gabriel García Márquez.

 

***

 

Una mujer que se hace llamar Pilar Sicilia, publica en su cuenta de Twitter a propósito de la masacre de los miembros de la familia LeBaron, la cual profesa la religión Mormona, que “les tocaba un destino peor que la muerte”, que debido a sus prácticas poligámicas, “eran delincuentes malditos, abusadores, y que no me da tristeza que los hayan matado”. Sicilia es directora de una revista que se jacta de hablar de temas en torno a la ciencia, el lenguaje y el arte. El nombre de la misma hace alusión a sus tweets macabros: Algarabía.

 

***

 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, un hombre que no sabe que Dios no existe, que nunca existió, que Dios sólo es un invento de mentes sublimadas para dominar a mentes débiles, enfrentado a una violencia que no puede contener y que ha hecho de México algo más inimaginable que el Macondo de García Márquez, pugna por la paz del país a partir de una frase que debe pasar a la historia como una de las más idiotas que se hayan pronunciado jamás: “Abrazos, no balazos”.

 

***

 

Seis niños y tres mujeres asesinados a balazos y posteriormente incinerados. ¡Viva México!

Anuncios